Cuando el ciclo escolar llega a su fin, la celebración por haber concluido un grado más se hace presente, ya que no solo se cumplieron las metas sino también comienza el periodo en el que se olvidan tareas, presentaciones, horarios, uniforme, etc. Pero… ¿qué se puede hacer una vez que comienzan las vacaciones? Una magnífica opción son los campamentos de verano.

Ya sea para niños o adolescentes, los campamentos de verano son una propuesta completa para pasar buenos momentos, vivir grandes experiencias y tener veranos inolvidables. Por ello te compartimos algunos de los beneficios que pueden disfrutarse por ser parte de los campamentos de verano.

Organización familiar: Para los padres de familia que trabajan o que por diferentes actividades les es complicado cuidar a sus hijos en tiempo de vacaciones y no tienen muchas opciones para evitar dejarlos en casa, los campamentos de verano ofrecen todo lo necesario para resolver este tipo de situaciones.

Es importante que los padres tengan la confianza de que sus hijos asistirán a un campamento de verano seguro donde habrá diversión sana con personas capacitadas para el cuidado de niños y adolescentes, espacios adecuados para cada actividad y lo necesario para procurar el bienestar de cada asistente.

Así, si en una familia no se pueden realizar planes para salir de vacaciones, los campamentos de verano son una gran opción.

Compañerismo: Uno de los beneficios más enriquecedores de los campamentos de verano es el tener la oportunidad de conocer a nuevas personas. Estar en un lugar diferente nos brinda la oportunidad de interactuar con hombres y mujeres que pueden aportar mucho a la vida de cada asistente, ya sea con simples experiencias o convirtiéndose en grandes amistades.

El ejercicio social que implica asistir a un campamento de verano da un crecimiento personal invaluable, puesto que en cada compañero hay un nuevo aprendizaje. Además, la sana convivencia, diversión, entretenimiento, distracción y el trabajo en equipo que se viven en los campamentos de verano, suman momentos que no tendrán comparación.

Experimentar nuevas actividades: Dentro de la estructura y planeación de los
campamentos de verano, está presentar diversas actividades para los integrantes, tan variadas que pueden ir desde juegos que impliquen un esfuerzo físico hasta manualidades, gotcha y noche de fogatas.

Son tantas las actividades que se pueden realizar en los campamentos de verano, que siempre habrá algo que hacer; tener la oportunidad de efectuar acciones a las que normalmente no tenemos acceso, será una gran experiencia, tal como tiro con arco, una interesante opción que guiada por expertos será algo para contar en el futuro.

Vivir la emoción de todas las actividades, lograr los objetivos propuestos para cada una y sumar aventuras en cada día del campamento de verano, dan como resultado, entretenimiento seguro.

Diversión al máximo: Qué mejor que celebrar un ciclo escolar más con toda la emoción que se puede vivir en los campamentos de verano. Pasar tiempo con amigos, disfrutar de un buen rato en la alberca, rallys, actividades de integración, asistir a talleres de cocina y química, etc. son algunas de las opciones donde la diversión será segura.

Por ello los campamentos de verano son una propuesta ideal, porque dan la oportunidad de cambiar días aburridos en casa o sedentarismo, por la satisfacción de ser parte de algo extraordinario y activo.

Ser parte de los campamentos de verano se vuelve una gran aventura en donde las risas y compañerismo no faltan. Hacer del descanso escolar una perfecta oportunidad para vivir nuevas cosas es sumamente positivo para los asistentes, ya sean pequeños o adolescentes, las actividades planeadas de acuerdo a las edades en los campamentos de verano, son hechas espacialmente para pasar momentos únicos.

Para unas buenas vacaciones, una experiencia extraordinaria en los campamentos de verano.

Leave a Comment